Mediante la aplicación de un neural terapéutico (procaína) en puntos interferentes, se eliminan los cortos circuitos de energía que son parte importante en el origen de las enfermedades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *